Seleccionar página

Hace ya mucho tiempo que este código corre por mis venas, obviamente no me siento servidor de ningún señor feudal, pero de alguna manera procuro aplicar los principios del Código Bushido en todo lo que hago.

Puede ser que pienses que es una práctica obsoleta en la actualidad, algo que se practicaba hace más que quinientos años no tiene mucho sentido, de la misma manera deberíamos despreciar los principios de Arquímedes ya que son de mucho más tiempo. Puede ser que pienses que los principios de Arquímedes se pueden demostrar, aunque si lo miramos desde el ángulo de la filosofía y comportamiento de las personas el Bushido también se puede demostrar como válido.

A menudo se confunden los Ninja y Samurai ya que muchas licencias poéticas de los primeros los han asemejado, pero solo eran bandidos y en algunos casos guardaespaldas y se han asociado a menudo con las familias mafiosas Japonesas, mientras que los primeros dejaron de ser útiles cuando los feudalismos pasaron a otro tipo de encaje social.

El lema de nuestra empresa es:

Sherpas en Social Media.

En su momento hubo debate de por qué no nos autodenominábamos Samurai, pero la conclusión era demasiado «pretenciosa» ya que nosotros no rendimos servicio para siempre, solo cuando nuestros clientes nos solicitan.

Aunque procuramos seguir el código Bushido en todo lo que hacemos es algo que hemos acabado incorporando a nuestro propio ADN y debe fluir de manera natural.. Sin tener que pensarlo.

Sherpa : Los sherpas originalmente eran personas de las montañas en Nepal. Sin embargo, debido a la célebre importancia que tuvieron como guías y ayudantes en las expediciones en el Himalaya, la palabra sherpa se amplió a cualquier guía y ayudante en excursiones en el Himalaya aunque no fueran específicamente de esa etnia. (Fuente Wikipedia)

Por si no lo conoces te dejo el código Bushido para que puedas leerlo y apreciarlo, a lo mejor te interesa empezar a aplicar alguno de los principios en tu propia empresa. Puedo garantizarte que si te comportas como un auténtico Samurai acabarás siendo visto como tal por tu comunidad.

1. Gi – la justicia (el arte de tomar las decisiones correctas)

Puede que pienses que la justicia es ese compendio que los hombres establecen entre sí y que marca lo que es moral, respetuoso o aceptable en una sociedad. No obstante, para el Bushido, la propia justicia debe emanar de uno mismo, porque todo buen Samurai sabe lo que está bien y lo que no. Lo que es noble y lo que no lo es.

2. Yu – Coraje

Sé valiente por encima de quienes optan por la quietud y el miedo. Para vivir en plenitud hay que arriesgar y ser heroico, pero siempre manteniendo el equilibrio y la razón, puesto que por encima de la heroicidad está siempre el ser cauto, el ser prudente. Un corazón sin riendas nos hace caer en el precipicio de la imprudencia.

3. Jin – Ser benevolente

El Samurai es un guerrero poderoso que a su vez, sabe ser humilde. Está al servicio de los débiles porque es fuerte y porque busca el bien de todos, respeta, practica la benevolencia y su corazón es siempre compasivo con quien lo merece.

4. Rei – Saber mostrar respeto

Puede que pienses que el Samurai, por ser un guerrero de las artes de la guerra, del combate y del campo de batalla, es un alma habituada a la crueldad. En absoluto. El samurai no sólo es benevolente, sino que también sabe mostrar cortesía fuera y dentro de la batalla. Puesto que sus figuras son clave en tiempos de crisis y en días de apuros y oscuridad, el Samurai, sabrá siempre mostrar respeto por encima de todas las cosas.

5. Makoto – La virtud de la sinceridad

Pocos hombres saben ser sinceros y hacen uso de su palabra, como si ésta fuera parte de su sangre y de su aliento, porque si el Samuraí promete algo, lo cumplirá incluso si ello pone en riesgo su vida. No dudará un instante en cumplir su palabra y hacer uso de la sinceridad, el respeto y la integridad como los principales pilares que nutren su espíritu.

6. Meiyo – El sentido del honor

¿Existe quizá una virtud más noble y respetable que el honor? Decir Samurai es decir honor, ellos son el reflejo más clásico de su propio código, puesto que si en algún momento no llegan a cumplir aquello que les fue mandado, o se muestran impropios de acuerdo a su código serán sus propios jueces y sus propios verdugos. No dudarán en quitarse la vida mediante el Seppuku o suicidio ritual.

7. Chuugi – La lealtad

El samurai es el ejemplo de la lealtad. Aquellos a quienes sirve, a quienes protege o a quienes defiende, se convierten en la segunda piel de su alma y su corazón, y les será fiel hasta la más extrema de las circunstancias, sin dudar jamás.

Ahora cuéntanos… ¿Piensas que puede ser algo valioso para tu empresa en beneficio de clientes y colaboradores?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This