(+34) 692 481 827 miguel@desmarcateya.es
Seleccionar página

Si, ya sé que este espacio debería ser para hablar de Social Media o de marketing e incluso de comunicación comercial, pero dadas las circunstancias me temo que este tema no se está tocando y aunque no creo que sea el primero pero tenía ganas de decirlo bien claro… El mundo es de los freaks y todavía no lo sabemos.

Escribo ésto un jueves 9 de abril, llevamos ya muchos días de confinamiento forzoso por la emergencia médica provocada por el COVID-19 o Coronavirus (como quieras llamarle) el caso es que todavía no vemos la luz al final del túnel, por más que se diga en los medios, si alguien consigue verla me temo que se queda en un halo lejano y borroso.

Por un lado la parte empresarial «normal» está detenida, apenas trabajan servicios esenciales y muchos de ellos no disponen de medidas de protección adecuadas, luego echaremos pestes de lo que hicieron en la antigua Unión Soviética enviando trabajadores mal protegidos a Chernovil, pero me temo que hemos hecho lo mismo. Probablemente no sea tan dañino en número de fallecidos, pero hemos hecho exactamente lo mismo.

Comercios, pequeñas empresas de servicios y otras no tan pequeñas se han quedado sin ingresos y muchas de ellas pensando si van a abrir después del confinamiento o prefieren cerrar e intentar cubrir sus deudas con los activos e inmovilizados que tienen.

Por otro lado el mundo freark está trabajando a marchas forzadas. Makers que se ocupan de hacer máscaras de protección, Empresas que normalmente fabrican automóviles construyendo respiradores artificiales para proveer a los hospitales que son deficitarios de estos equipos. Ingenieros y empresas de ingeniería que liberan patentes y diseños de equipos de respiración para que los pueda fabricar todo el mundo.

No me he olvidado de lo que a mi me parece más importante. Comunidades de costureras (aunque algunas no sean verdaderamente profesionales) fabricando máscaras cubre bocas, delantales impermeables y demás utensilios necesarios para proteger a los médicos, enfermeras y demás personal de servicios esenciales. Personas que de motu propio se han afanado a ponerse manos a la obra, gastando su dinero en materiales para entregarlos a los más abnegados trabajadores que nos sostienen la vida.

El mundo es de los freaks y todavía no lo sabemos. Escribo ésto cuando llevamos ya muchos días de confinamiento por la emergencia del COVID-19 o Coronavirus

¿Por qué digo que el mundo es de los freaks (frikis)?

Simplemente por que hemos sabido que hackers negros se han puesto manos a la obra para intentar tumbar las web que sirven información a la ciudadanía, Ingenieros sociales que llenan nuestros buzones de SPAM con el que intentar robar nuestros datos, cuentas bancarias o lo que sea. Tipos sin escrúpulos que envasan cualquier cosa con la excusa de ser la cura del virus… En fin, cualquier aprovechado al acecho del miedo de la gente para poder quitarle lo que es suyo.

También tenemos a los hackers blancos que se han esmerado en conseguir que los colegios, institutos y universidades puedan seguir dando clases, sobre todo por que las administraciones no tenían previsto un plan, pero hemos estrujado las capacidades de Skype, Hangouts, Zoom, Jitsi, y otras decenas de aplicaciones (construidas con software libre o no) que en cualquier caso han liberado precios para que todo el mundo pueda usarlas. Freaks que han dado soporte a centros educativos proporcionando las herramientas que necesitaban, de hecho dos días después de la orden de confinamiento había centros que impartían clase casi con normalidad.

También esos freaks han enseñado a docenas de empresas que el tele-trabajo no es imposible, que las empresas que son eminentemente administrativas pueden descentralizarse y reducir costes estructurales por lo que no los tienen que cargar en las facturas de sus clientes. Además de que las reuniones se pueden hacer con las herramientas que he mencionado anteriormente. Obviamente no podemos trasladar a un domicilio un taller de coches, una fábrica de componentes o productos tóxicos, Pero si que podemos administrar desde despachos externos e incluso desde casa.

Empresas como Ayuda T Pymes lo hacen desde hace mucho tiempo, y sin dejar de evolucionar. Tienen a un buen puñado de visionarios que a parte de los servicios generales de contabilidad y gestión de empresas proporcionan docenas de productos para que puedas descentralizarte o hacer outsourcing y así ser más eficiente en lo que debes… Atender a tus clientes.

En Social Media Marketing y trabajos similares podemos hacerlo y la prueba está en que aunque todavía existen grandes agencias que precisan de un establecimiento donde tener al personal controlado, muchas veces con un co-working o un centro de empresas será suficiente para poder proporcionar la formación o recursos que necesitan nuestros empleados.

Por supuesto puedes contactar si crees que necesitas ayuda con alguno de los procesos de digitalización o puesta en marcha de procesos de venta digitales, por que aquí estoyAquí estamos.

Espero que la próxima vez que veas un joven (o no tan jóven) pegado a su ordenador en una cafetería o en parque no te burles de él, si no que más bien lo animes a especializarse, por que ¿Quien Sabe? a lo mejor es el científico que en la próxima crisis es el que va a salvar tu vida.

Pin It on Pinterest

Share This