Ergonomía postural, asignatura pendiente para digi-trabajadores

Ergonomía postural, asignatura pendiente para digi-trabajadores

Ahora que llevo un tiempo dando clases de tecnología para personas de todos los perfiles he observado que todos tenemos un problema, no hemos recibido las recomendaciones adecuadas referente a la ergonomía postural. Por lo general nos acomodamos a lo que tenemos la sensación de más comodidad y por lo general acostumbra lo que nos acaba provocando sensaciones de cansancio e incluso de dolor.

He hecho referencia a las formaciones que estoy dando por que me ha permitido observar que personas de distinto nivel académico o profesional adquieren (adquirimos) las mismas malas costumbres, si le sumamos al sedentarismo general veremos que nuestros músculos, huesos y sistemas nerviosos están padeciendo un estrés muy por encima de la capacidad de adaptación.

No soy fisioterapeuta o quiropráctico ni tengo ninguna especialidad médica o rehabilitadora pero con mi edad he aprendido lo que me “duele” o provoca cansancio o estrés postural y si… Por supuesto he pasado bastantes veces por camillas de terapeutas que me han ayudado a conocer mi fisionomía y sobre todo lo que no debo hacer para sentirme mejor o al menos no agotarme tanto.

Obviamente las personas más intoxicadas de mala ergonomía postural son las que realizan esfuerzos físicos en sus trabajos, las posturas de carga o descarga de objetos pesados pueden generar lesiones rápidamente y la principal recomendación es el “calentamiento” muscular o articular además de tomar las medidas preventivas para reforzar las zonas afectadas.

Normalmente desde la dirección o coordinación de los departamentos de riesgos laborales se presta menos atención a los equipos humanos administrativos o comerciales, estamos más pendientes en el cortoplacismo de evitar accidentes más que en la prevención de enfermedades profesionales. Los primeros generan un impacto social muy importante mientras que las segundas quedan escondidas en malos hábitos generales más que en el problema real.

En la imagen destacada de esta entrada vemos la postura ideal para el teletrabajador o como yo prefiero llamarle el digi-trabajador. No solo se trata de tener una buena higiene delante del ordenador, trabajamos junto a escáneres de documentos, teléfonos móviles o tabletas y es ahí donde nadie se da cuenta del daño que nos auto-infligimos. La torsión de brazos o cuello nos provoca agotamiento y en el peor de los casos luxaciones lumbares ya que cualquier sitio nos parece correcto para trabajar con estos equipos de pequeño tamaño.

Mi recomendación pasa por disponer de la capacidad asesora de centros como Vitala Calafell, que aún no siendo los únicos en este campo disponen de personal muy cualificado para ayudarte a trabajar mejor. Si te encuentras lejos de Calafell seguro que existe un profesional a la altura que pueda asesorarte, por supuesto debes prestar atención al hecho que tenga (o no) formación al respecto. No se trata de hacer masajes relajantes, sino que tu cuerpo reaccione positivamente a la postura o recuperación de una lesión.

Y recuerda que si necesitas mi/nuestra ayuda solo tienes que contactar y nos ponemos en marcha.

Deja un comentario

Cerrar menú

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies