(+34) 692 481 827 miguel@desmarcateya.es

Todos los días te sientes solo, solo en el negocio (teniendo colaboradores) solo en la sociedad (porque piensas que el mundo no tiene la pinta que creen o que tu visión es del tipo «iluminado») al final llegas a una sensación de soledad que no puedes llenar con nada.

Hoy he encontrado un post en Linkedin de una persona con la que a veces no coincido con sus sensaciones, pero definitivamente cuando tiene razón la tiene y ésta vez lo ha clavado. se llama Paula Gallofré y sin duda es una gran profesional y excelente persona. Adelanto que ella no me conoce a mí y dudo incluso que lea éste mismo post.

Vuelvo al tema.

Sabéis que soy Social Media, que desarrollo web y que a menudo me contratan para «soñar» las campañas de ciertos productos, marcas o empresas. Tengo que valorar el impacto que van a tener y recomendar un tipo y plataforma a usar y obviamente la inversión que deberá hacerse para que tenga el retorno que se espera.

Esto hace que muchas veces te aísles del mundo para poder analizar desde la distancia las reacciones de cierto sector del público, tanto y tan distanciado que muchas veces acabas recomendando acciones que se alejan de tu propio modus operandi, traspasando los límites de lo que es razonable para ti. Si consigues ese distanciamiento y analizas de manera aséptica tendrás lo que buscas.

Ojo que no me quejo, y he hecho grandes amigos en este mundo del marketing y el desarrollo web. Sin duda alguno de ellos mucho más interesados en mi bienestar que en el suyo propio.

Pero claro este estilo de vida te vuelve más distante incluso asocial, pero es lo que nos toca vivir. Ahora que estamos en plena ola pandémica son muchos los trabajos que se hacen a distancia y que en mayor o menor medida aíslan a la gente de su micro-sociedad.

Justo en este momento en el que Facebook se ha sacado de la manga su «metaverso» aquello con lo que hemos jugado en noches insomnio y con el que algunos han aprendido a socializar. Otro tipo de soledad que vamos a tener que combatir.